PORTOROZ

Portoroz desprende un aroma a brisa marina y a sal, es una de las principales ciudades costeras de Eslovenia, su entorno natural y sus privilegiadas playas con aguas cristalinas hacen que este lugar sea elegido por eslovenos y extranjeros para disfrutar de unos días de relax.

Aunque en Portoroz puedes encontrar todo lo que busques, no sólo la tranquilidad que ofrecen sus arenales, sino también un increíble ambiente nocturno, así como numerosas actividades deportivas. Es un destino turístico con mucho carácter, apuesta por una amplia oferta hotelera, que insiste en el turismo de bienestar, apoyado por balnearios y centros de wellness spa que se salpican por toda la ciudad y alrededores; en parte gracias a las cercanas Salinas de Secovije y a las propiedades curativas de sus barros. Fueron los monjes los que comenzaron esta tradición termal de curas de barro proliferándose hasta hoy en día.

portoroz_slovenia_694604Paseando por Portoroz observamos el lujo en sus imponentes edificios, muchos erigidos entre los siglos XIII y XIX, época en la que la ciudad comienza a explotar las saludables propiedades de sus aguas, consiguiendo que la aristocracia europea eligiera como destino este lugar. Uno de los exponentes es el Hotel Kempinsky Palace, alojamiento indiscutible para la alta alcurnia de la época,  Hoy en día son muchos los famosos que continúan acercándose aquí, arribando en sus yates en el famoso Puerto deportivo, uno de los más grandes de todo el Adriático, y pasando veladas nocturnas en los diferentes casinos que cohabitan en Portoroz. El aeródromo de Portoroz da fe de esto, ya que es el punto de unión entre el resto de Europa y la ciudad, muchos vuelos privados aterrizan allí,

 Algunos dicen que no tiene la belleza de Piran o Izola, ya que el casco antiguo no es tan imponente como los de sus ciudades vecinas, pero Portoroz tiene ese halo de lujo de exclusividad que a muchas estrellas les fascina; muchos grupos empresariales eligen la ciudad para realizar reuniones en el Centro de Congresos, un macroedificio en el que se celebran innumerables eventos, uno de los más atractivos en Internaútica, con más de 40.000 visitantes, exposición de los últimos modelos de barcos de recreo.

 Si visitamos Portoroz no podemos dejar de disfrutar de lugares tan cercanos como Piran, Izola o Koper, así como Lipica, un lugar único para los amantes de los equinos, ya que allí se ubica uno de los mayores centros de Cría de Caballos blancos, con mucha solera.

 El entorno natural de Portoroz es mágico, uno de los lugares con más encanto es la Gruta de Postojna, hallada hace más de 185 años, con un laberinto de galerías que acoge a miles de turistas año tras año convirtiéndose en uno de los parajes con mayor afluencia de visitantes del mundo. Muy cerca de allí encontramos el Castillo de Predjama, incrustado en una pared de 123 metros de altura, el castillo, digno de cuento de princesas lleva dominando el paisaje durante más de 700 años.