Eslovenia en bicicleta

Recorrer un país en bicicleta a veces puede ser complicado por las deficientes infraestructuras o las grandes distancias, sin embargo Eslovenia tiene un gran arraigo del deporte de las dos ruedas y sus habitantes una gran conciencia sobre éste vehículo ecológico, por ello es muy fácil conocer los lugares más importantes subido en una bicicleta.

Cada vez son más las personas que acuden a Eslovenia, de todos los puntos del planeta para practicar el ciclismo, principalmente debido a su entorno natural que ofrece a los deportistas y aventureros mimetizarse con cada uno de sus rincones verdes, las rutas preparadas para este deporte son incalculables, desde las altas esferas se cuida mucho este tipo de turismo sostenible y año tras año se aprueban medidas para mejorarlo.

10342901_10202983906133467_5029580962032104418_nLugares como Kranjska Gora al noroeste del país atrae mucho a estos visitantes, el escenario es idílico, las montañas de los Alpes Julianos siempre presentes, las verdes colinas y llanuras nos acompañan en el camino mientras recorremos los pueblos más castizos del norte. En primavera las bicicletas forman parte de éste paisaje, niños y mayores recorren las rutas desde primeras horas del día.

En casi todas las ciudades grandes y pequeñas existen alquileres de bicicletas pero la mayoría prefieren traerse su propio “vehículo” para descubrir Eslovenia.

Una de las grandes ventajas de pedalear en Eslovenia son sus cortas distancias entre los principales destinos, desde Kranjska Gora hasta Bled hay unos 40 kilometros atravesando uno de los parajes más bonitos del país, las Gargantas de Vintgar, y la recompensa no puede ser mejor, tomarse un Kremmsnite frente al Lago Bled.

DSC01343

Atravesando el país en bicicleta podrán visitar alguna de las granjas de agroturismo que se ubican por todo su geografía, contribuyendo también a este tipo de turismo alternativo.

Pero no sólo en el entorno más rural se puede practicar ciclismo sin problemas, también en los nucleos de las ciudades más importantes, como en Ljubljana, totalmente adecuada para transitar en bicicleta, ya en los alrededores de la capital, desde sus colinas se pueden obtener unas vistas de la ciudad impresionantes.

Llegar a las famosas Cuevas de Postojna en dos ruedas es una experiencia única, continuar la ruta por la ciudad de Lipica o llegar hasta el Adriático tras recorrer gran parte del país se convertirá en uno de los viajes más completos que podrás realizar, además de ser una experiencia única que permanecerá en tus retinas para siempre.

Si quieres más información sobre este tipo de viajes para particulares o grupos, con auto guiados o con guias especializados, no dudes en pedirnosla!!!