Lipica

Espectáculo de caballos en Lipica
Espectáculo de caballos en Lipica

En la famosa Región del Karst está Lipica, las dolinas o valles cubiertos de vides y pinos nos dan la bienvenida a la cuna de los imponentes caballos Lipizzanos.

En esta aldea hay muchas cosas que hacer, el entorno misterioso del karst con las galerías subterráneas nos invita a conocer Lipica desde las profundidades, una suave brisa del viento “Bora” durante el verano, nos acaricia mientras descubrimos tan increíble lugar.

Tras pasar unos minutos en Lipica, rodeados del color gris de la caliza, aparecen sus famosos habitantes, los caballos lipizzanos. En la localidad cuentan con una antigua tradición de cría de caballos, a finales del S. XVI ya comienzan activamente a realizarlo.

Estos preciosos caballos de pelo negro que curiosamente van aclarando su pelaje con los años hasta que llegan al blanco total, se crían en las instalaciones originarias a pesar de que ha sufrido numerosas modificaciones y ampliaciones, en las inmediaciones permanece la Iglesia de San Antonio de Padua, la Casa solariega, y los Establos que se edificaron en los Siglos XVIII y XIX.

Durante la visita a Lipica es todo un lujo poder ver las actuaciones de estos animales, un deleite de alrededor de una hora en el que veremos figuras y saltos de tan bellos equinos. Además las caballerizas, que están abiertas durante todo el año, nos permiten observar como viven y se educan los caballos. Toda esta información sobre las instalaciones y actividades las obtendremos una vez accedamos a la finca, existen multitud de actividades, previo pago, como jugar al gol.

Museo de Lipica
Museo de Lipica

Pero si lo nuestro es callejear por las calles de Lipica, sólo tendremos que dirigirnos al Casco Histórico y dejarnos llevar a través de su historia, siempre con el caballo como protagonista. Uno de sus iconos es el Museo de Lipica, con modernas instalaciones en las que el visitante interactúa a través de los sonidos e imágenes, podremos conocer como es por dentro un caballo lipizzano y como es su vida diaria, sin duda altamente recomendable para aquellos que viajéis a Eslovenia, y si viajáis con niños os aseguramos que será una experiencia inolvidable para ellos.

Toda la región del karst es única, más de mil galerías subterráneas están bajo nuestros pies, pero sobre la tierra y muy cerca de Lipica están otras maravillas de la naturaleza como las Cuevas de Skocjan, el Castillo de Predjama, las Cuevas de Postonja o Hrastovije.