Museo de Kobarid

Museo de Kobarid
Museo de Kobarid

La hoy apacible cordillera de los Alpes Julianos que separa las fronteras de Italia, Austria y Eslovenia ha tapado con su manto verde de árboles las penurias vividas en las batallas de la primera Guerra Mundial.

El llamado frente de Isonzo, nombre italiano del río Soca, fue el escenario durante tres años entre 1915 y 1918, de cruentas batallas entre el ejercito italiano y las tropas del imperio austro-húngaro. La estabilización del frente, con pocos progresos de territorio, significó que decenas de miles de hombres perecían en cada bando en cada una de las doce batallas que se produjeron. Sólo en la última, conocida como la batalla de Caporetto (nombre italiano de Kobarid) en octubre de 1917, murieron unos 13.000 italianos y unos 50.000 efectivos del imperio austro-húngaro. El resultado fue la debacle italiana que desembocó en una retirada hasta el río Piave cerca de Venecia.

El museo de Kobarid recupera su historia para no olvidar el sinsentido de toda guerra, especialmente esta por haberse vivido en las carnes de la gente local. En el recorrido por las salas veremos expuestos numerosos objetos del día a día, como armas, uniformes, cruces de piedra de tumbas, o material de suministros a las tropas. Además, el rico material fotográfico y las proyecciones audiovisuales permiten una aproximación al conflicto que sacudió Europa. Curiosamente, uno de los testimonios más notorios es el de uno de los voluntarios norteamericanos que trabajó como conductor de ambulancias durante la guerra en este frente (donde fue herido por cierto), el célebre escritor Ernest Hemingway, que plasmó sus vivencias en la obra “Adios a las armas”, un canto al pacifismo.

Fotos de combatientes en las batallas de la 1ªGuerra Mundial
Fotos de combatientes en las batallas de la 1ªGuerra Mundial

En 1993 el Museo de Kobarid recibió el premio al mejor museo europeo por parte del Consejo Europeo. La visita al museo se puede hacer con una guía en varios idiomas, esloveno, italiano, alemán, inglés, croata, francés y español.

La exposición permanente introduce al visitante con una serie de mapas en el contexto fronterizo de la primera guerra mundial, con los frentes abiertos durante las hostilidades, y el resultado drástico de la Nueva Europa tras la guerra, con países que desaparecen o que varían sus límites. En la Sala denominada Kobarid, se explica como la encrucijada geográfica de la zona, puerta entre el Friuli y la Carinzia, significó que hasta diez banderas se plantasen como dueños del territorio en apenas 100 años.

Si continuamos con el itinerario nos conducirá a varias salas llamadas la Sala de la Montaña Negra, la Sala Blanca, la negra o la Sala de las Retaguardia. En la primera se explican los avances italianos al empezar la guerra, con la toma de la Montaña Negra (2.244 metros) que estaba bajo dominio húngaro. En la Sala Blanca la temática gira en torno al sufrimiento de los soldados y las condiciones de dureza extrema de un frente que prácticamente no se movió en años, incluyendo duros inviernos en la montaña. Muchos soldados italianos no habían estado aún el frente, y los austro-húngaros venían ya de soportar las batalles del frente ruso y los Balcanes.

Visita del museo de Kobarid
Visita del museo de Kobarid

En la sala de la Retaguardia conocemos de primera mano como funcionaba un ejército por detrás de la primera línea, con la creación de infraestructuras de defensa como hospitales, cementerios, funiculares, puentes, acueductos, etc…

En la Sala Negra refleja con una colección fotográfica las vicisitudes de los combatientes, ya sea rezando antes de partir a la batalla, exhaustos en las trincheras cariacontecidos ante el horror de los cañonazos, o entre los restos de los amasijos de cañones destruidos.

En la segunda plana se exhibe el material que guarda referencia con la batalla definitiva en el frente de Isonzo, la 12º, conocida como la de Caporetto. La contraofensiva de las fuerzas centroeuropeas del 24 de octubre de 1917 tomó por sorpresa al ejercito italiano, con una operación de persecución que obligó al mando italiano a retroceder hasta la llanura. Erwin Rommel, quién sería uno de los personajes más importantes del ejercito nazi en la segunda guerra mundial, comando una unidad que rompió las filas italianas en un avance espectacular que consiguió rendir un gran número de tropas italianas. Una proyección de un documental de unos veinte minutos ilustra al detalle la batalla.

Es muy recomendable llevar a cabo alguna de las excursiones por los emplazamientos donde se sucedieron las batallas, donde hoy aún se conservan trincheras, refugios, bunkers y numerosos vestigios de las batallas. Existe un recorrido de trekking de varios días que llega hasta el mar, conocido como el “Sendero de la Paz”. El mismo museo organiza visitas a varios de estos lugares.

Información del museo

Horarios Museo Kobarid

El museo está abierto todo el año pero de abril a septiembre se puede visitar entre las 9h y las 18h. los días laborales y el fin de semana de 9h. a 19h. Entre octubre y marzo el horario es de 10h. a 17.

Visita

Para visita de grupos reservar escribiendo al email: info@kobariski-muzej.si

Números de teléfono  +00386 5 389 0000,  y +00386 41 714 072.

Como llegar al museo de Kobarid

El edificio del museo se encuentra en la calle Gregorčičeva ulica 10 en el centro de Kobarid, que está situada en el cauce del río Soca, entre Bovec y Tolmin, al Oeste de Eslovenia, cercano a la frontera con Italia.

Distancias – 120 km da Ljubljana,  50 km da Nova Gorica,  44 km da Udine.