Cueva de Škocjan

Las Cuevas de Skocjan (Škocjanske jame) son un sistema de cuevas calizas en la región de Karst en el suroeste de Eslovenia. Las grutas tienen alrededor de 8 kilómetros de pasajes subterraneos, con cuevas impresionantes, un rio subterráneo y varias cascadas. Es uno de los mejores lugares del mundo para el estudio de los fenómenos kársticos. Se hallan al sur de Eslovenia, muy cerca de la costa, de ciudades cómo Koper, Piran o Izola, por lo que  además de conocer las cuevas, debes visitar las preciosas poblaciones de la costa.

En 1986, la Unesco las incluyó en la lista del Patrimonio de la Humanidad, y no es de extrañar, ya que aparecen debido a un fenómeno natural excepcional,  el  río Reka fluye durante 55 km por la superficia y después desaparece hasta llegar al Adriático de forma subterránea, ya en Italia.  Sin duda, las Cuevas de Skocjan se han convertido en otro reclamo turístico de Eslovenia, siendo quizás menos turísticas que las Cuevas de Postojna, por lo que muchos deciden visitarlas.

El recorrido por las galerías que tienen millones de años nos muestran cómo en su interior habitaron los hombres y mujeres de la prehistoria, mientras nos muestran la belleza de las formaciones kársticas. Todo ello acompañado de la aparición por momentos del Río Reka. Hay que tener en cuenta que para poder acceder a las cuevas hay que subir y bajar alrededor de 500 escalones ya que se encuentra la cavidad a unos 200 metros de profundidad.

Espectacular gruta en las Cuevas de Skocjan

Durante la visita que dura aproximadamente una hora y media veréis algunos lugares importantes cómo el llamado “Organo”, un conjunto de formaciones que logicamente emulan la forma de un organo, otro lugar es el Puente Cerkvenik, es espectacular, se erige casi 50 metros por encima del río Reka y nos muestra la Cueva de los susurros, todo ello en un escenario repleto de estalacticas que hacen que sea un lugar mágico.

El famoso Puente Cerkvenik

Recomendamos visitar las cuevas  abrigados, incluso en verano, por lo menos con una chaqueta, ya que en su interior no se alcanzan los 10 º, si váis con niños tened en cuenta que hay muchas escaleras, por lo que no se pueden llevar carritos. Además es importante no llevar un calzado que resbale demasiado.

Las Cuevas de Skocjan abren durante todo el año, por lo que cualquier momento es bueno para visitarlo, de hecho durante el invierno, la primavera y el otoño hay muchos menos turistas y los grupos son menores, por lo tanto las esperas también lo son. El personal de la cueva ofrece también otro tipo de visitas guiadas de diferentes dificultades, en las que se visita no sólo el interior, si no también los hundimientos de los Valles y el interior del parque. En éste tipo de rutas educativas, nos explican todo tipo de datos sobre las formaciones, la flora y la fauna de la zona del Karst. En la página web de las Cuevas podremos obtener información sobre las tres opciónes que ofrecen.

Para completar la visita podéis visitar el Centro de Información y el Museo, dónde encontramos muestras sobre la historia de las cuevas, y si os apetece comer algo, allí mismo se encuentra el Restaurante Gostilna Manhic, dónde seguro que os ofrecen algún rico manjar esloveno.

Si estás pensando en alojarte cerca de las cuevas, debes saber que hay varios hostales cercanos y un camping dónde poder pernoctar.  Actualmente no se pueden obtener entradas online a través de su página web, unicamente se pueden adquirir visitas guiadas o excursiones mediante el siguiente enlace.  Los precios rondan los 16 € para adultos.

Tours a la Cueva de Škocjan